Equipo Cadete Masculino: VILLAOLIVO C.B. ALHAMA 46 – 96 C.B. MULA BLANCO

El sábado por la mañana el equipo aceitunero se desplazaba hasta Mula para enfrentarse al conjunto muleño, líder invicto de la clasificación, al que los nuestros a pesar de hacerle frente durante gran parte del partido, no fueron capaces de mantener la concentración todo el tiempo necesario para evitar la abultada derrota.

Nada más lanzar el balón al aire el arbitro, ambos equipos luchaban con gran intensidad, a pesar de encajar el equipo alhameño tres canastas consecutivas era capaz de reponerse. Mula planteaba una fuerte presión, pero los nuestros llevaban los deberes hechos y eran capaces de salir airosos de esta y conseguir canastas, generando situaciones de superioridad cerca del aro, tal fue el buen hacer de los de VILLAOLIVO que el entrenador local se veía obligado de pedir tiempo muerto para reprimir a sus jugadores. La tónica cambiaba en el segundo cuarto, pues la presión de los de Mula era cambiada por una zona 3-2, atacada muy bien por el equipo aceitunero que impedía que los locales se fueran en el marcador, terminando la primera parte con una ventaja de veinte puntos provocada por las canastas encajadas tras fallos ofensivos de los alhameños durante las últimas posesiones del cuarto.

Tras el paso por los vestuarios, ambos equipos salían muy concentrados, esta vez la zona planteada por el equipo local era una zona 1-3-1, atacada con las premisas dadas por su entrenador y generando buenas oportunidades que no eran capaces de materializarse por falta de acierto de los nuestros. No obstante, nuestro conjunto conseguía salvar los muebles gracias a la alta concentración defensiva, encajando tan solo quince puntos. Con el comienzo del último cuarto, los nuestros se venían abajo, los continuos fallos por falta de concentración, en defensa y ataque provocaba que en apenas 5 minutos, los alhameños encajaran veinte puntos, situación delicada donde a pesar de parar el encuentro, el entrenador aceitunero con un tiempo muerto los nuestros no eran capaces de entrar en el partido. Finalmente y una vez más, la abultada diferencia que refleja el marcador, es el resultado de fallos de concentración de nuestros jugadores durante determinados minutos del partido, pues paso a paso van mejorando y haciendo frente a los equipos de la liga, compitiendo mejor durante más minutos del partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.